dimarts, 26 de novembre de 2013

Turisteando en Noviembre, mal asunto.

¡Hola!
¿Qué tal? ¿Frío? ¿No queríamos frío? Para frío el que he pasado yo este fin de semana. Vamos, para no contarlo.
Habíamos decidido tomarnos este finde para nosotros, justo antes de que empezara la locura de diciembre. Sí, sí, vamos a abrir todos los festivos, ya os avisaremos de los horarios.
Bueno, pues el caso es que una amiga facebookera hace unos meses fue a les botigues-museu de Salàs, por lo que vi en las fotos y en la web son tiendas centenarias que se conservan tal cual. Y como a mi me gustan mucho estas cosas, organizamos la escapada en torno a esto.
Aunque no indica nada de eso en la web, las tiendas centenarias, el museo y el pueblo en general estaba cerrado. En un lugar donde indicaba "sortida botigues centenàries" ponía que abrían a las 17.30. Como llegamos algo pronto fuimos al bar del pueblo a hacer tiempo. A las 17.30 no abrieron. Estuvimos haciendo más tiempo pero en ese pueblo solo estábamos nosotros y los gatos. Conclusión, no vimos las tiendas centenarias.
Cabreados como una mona, volvimos al hotel que teníamos en Tremp, no diré el nombre pero los que me seguís en instagram, ya lo sabéis.
Primera sorpresa, calefacción apagada. ¿Perdona? estamos teniendo temperaturas de pleno invierno y la calefacción está apagada. Bajé a comentarlo, y me dice que ahora en un rato se conecta, ya me veía intentando leer en la cama con el anorak, los guantes, y el gorro no porque me lo había dejado en el coche que si no.. a la hora de cenar vuelvo a comentar que en nuestra habitación hace mucho frío y que el radiador esta totalmente frío. La señora con cara de "buff la de Barcelona" me dice que tengo suerte de no estar en la 4ª planta. Ah que sortuda me siento, contesto.
Hacía tanto frio en el hotel que la temperatura en las calles de Tremp a las 10 de la noche era gloria... En fin, encontramos un bar muy bien decorado, mono, así estilo barroco.. que en la pizarra de fuera indicara "Tenemos Coceras" no nos alertó... Al sentarme la chica me puso un calefactor en los pies :O, Cenameros tapas dije.. ella prefirió una sopa de chipirones al aceite, unas patatas bravas a temperatura ambiente (osea congeladas), con una tabla de embutidos... ¡Aunque lo indicaban no tenían "coceras"! :( Eso si la cena era con espectáculo del dueño del bar: un rumano gritando cabreado con los clientes y con sus camareras... ¡caray como gritan!
Al llegar al hotel la dueña me comentó, te he dejado un calefactor en la habitación, con ese tonillo de: eres una quejica...
Al levantarnos nos despedimos de los pingüinos del baño y nos fuimos para territorio conocido a pasar el resto de la escapada.

 
Moraleja: viajar fuera de temporada no siempre son ventajas.
Petonets,

Lataat

 


2 comentaris:

  1. Respostes
    1. Si,si boníssim però mentres ho vivíem t'ho juro que no rèiem !!! En fi, però ens va anar molt bé desconnectar! :)

      Elimina